Plástico líquido luminiscente

Crea piezas flexibles y resistentes que brillan en la oscuridad

El plástico líquido luminiscente es un material perfecto para crear piezas cubiertas de una capa flexible y duradera con una alta potencia lumínica en la oscuridad. El sistema de creación es tan sencillo como calentar la pieza y sumergirla en el plástico líquido, muy similar a la que se aplica con la pintura en polvo termoendurecible. Como todos nuestros productos está formulado a base de aluminatos de estroncio de muy alta potencia lumínica.

Usos del plástico líquido luminiscente

Su alto poder de agarre la hace ideal para pintar cualquier pieza metálica de tamaño pequeño o mediano, especialmente indicada para el piezas que sufran alto desgaste a la intemperie, como plomos de pesca, herramientas, pequeños utensilios de metal…

Colores

Luminiscente puro

Tienes disponibles color verde o color azul en la oscuridad y con luz el plástico es tono neutro/verdoso claro.

Fluorluminiscente

Tienes disponible color rosa, naranja, amarillo, verde o azul, tanto en la oscuridad como con luz.

Categoría de luminiscencia

Ambas gamas de colores se pueden fabricar en Clase B (alta luminiscencia) y en Clase A (máxima luminiscencia)

Formato de venta

250 g, 500 g y 1 kg

Forma de aplicación y consejos del plástico líquido fotoluminiscente

Aplicación

Se recomienda siempre una base blanca previa para la aplicación de la pintura luminiscente debajo de las superficies a pintar, ya que la pintura absorbe así mas luz y expulsa esta luz “cargada” durante más horas en la oscuridad. Disponemos de pintura termoendurecible blanca para usar como base. Otros fondos claros también van a servir como base, pero entre más clara es la base sobre la que pintamos mejor será el poder luminiscente, la blanca como hemos dicho es la óptima, y es la que te recomendamos al 100%

  1. Limpiar la superficie donde se desee aplicar.
  2. Calentar la pieza metálica a unos 160ªC durante 12 a 15 minutos, a mayor temperatura, mayor grosor de la capa que se crea.
  3. Sumergimos la pieza en el plástico luminiscente termoendurecible y la sacamos suavemente.
  4. Volvemos a darle calor de 150ªC a 180ºC hasta que pieza comience a brillar, lo que nos indicará que ya está terminada y ahora la dejamos enfriar.

Si optamos por aplicar una base de plástico termoendurecible blanca antes del proceso de pintado luminiscente realizaremos los pasos anteriores pero con la base blanca.

Contacto

10 + 3 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp chat